Alisar paredes

¿Como podemos alisar paredes?

Entre los inconvenientes más notables que presentan las viviendas o propiedades con varios años de explotación se encuentra el estado de las paredes. Al acumularse las capas de pinturas temporada tras temporada se crean irregularidades que estropean la ornamentación de los espacios. La solución a este inconveniente pasa por alisar las paredes.

Lo mejor, como siempre, es contar con pintores en Logroño especializados en la preparación de acabados, sin embargo, si deseas realizar esta tarea por tu cuenta, te sugerimos un procedimiento que te permitirá alisar las paredes sin hacerle daño a los pisos ni a las repisas.

¿Que pasos hemos de tomar para solucionarlo?

La siguiente secuencia es la más indicada para realizar el trabajo en plan profesional:

  1. Siempre que sea posible, es necesario retirar todos los objetos que se encuentren colgando en las paredes.
  1. Proceder a cubrir los pisos y los muebles que estén dentro del área de trabajo.
  2. Una vez despejada la zona en cuestión, procederemos a retirar los pegotes de pintura vieja o cemento sobrante que tengan las paredes.
  3. Detectar las zonas huecas, para rellenarlas posteriormente.
  4. Después, es el momento de aplicar una primera mano de masilla o tendido como cuando quitamos el gotele a toda la superficie, tapando así los huecos.
  5. Dejar secar bien el tiempo necesario.
  6. Pasar una segunda mano de masilla que permita que esta se fortalezca; se debe obtener un espesor mínimo de 1 mm.
  7. En este punto debemos volver a dejar secar la masilla.
  8. Una vez seca, procederemos a lijar la superficie, con el propósito de eliminar todas las imperfecciones y así dejarla lo más lisa posible.
  9. Aspirar las partículas de polvo y pasar un paño o bayeta en las paredes. Este paso permitirá que la pintura se adhiera bien a estas.
  10. Una vez limpia la superficie se puede aplicar una primera mano de pintura, que puede ser plástica, vinílica o acrílica, según los gustos y necesidades de cada cual.
  11. Aplicar una segunda mano que permita corregir cualquier imperfección.

Consejos para pintar con facilidad

Para la primera mano de pintura es recomendable diluir el compuesto, según la densidad, en un 15 ó 20% de agua. Esto te permitirá  trabajar mejor con ella. Para la segunda mano podemos disolver la pintura solo en un 10 % de agua.

Otro aspecto a resaltar es la necesidad de peinar el rodillo; esto hará que se obtenga una textura fina en el acabado.

Teniendo en cuenta estos puntos, alisar paredes resulta más que factible. Eso sí, con ayuda de pintores en la Rioja profesionales, la perfección en los resultados está más que garantizada. Finalmente, gracias a esta intervención, los espacios de tu casa lucirán rejuvenecidos y serán más atractivos para las personas que los habitan.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *